La página 125.

noviembre 16, 2016

Apoyando el peso de su cabeza sobre el brazo, contempla el paisaje afuera. Los coches pasan, el río fluye, la gente camina...
En el interior, los bolígrafos bailan, los papeles crujen, las cabelleras se trenzan y las risas vuelan.
Entonces, el bullicio cesa. Una sobra alta y estrecha cruza la sala, alza los brazos y dice:
-Todos a la página ciento venticinco.

Resultado de imagen de 125  numero

You Might Also Like

0 comentarios