Huye sin mirar atrás.

diciembre 10, 2016

Resultado de imagen de huye sin mirar atras 

¡Hola Saqueadores! Ayer me pasé de nuevo por la biblioteca y me hice con nuevo material, la verdad que bastante reciente... Es que últimamente, hay más libros del 2015 en adelante, porque la bibliotecaria es una chica más joven entonces... Yo creo que eso influye.
Bueno, pues me puse a buscar y me traje Huye sin mirar atrás  de Luis Leante. Os dejo la reseña:

Título: Huye sin mirar atrás
Autor: Kuis Leante
Editorial: EDEBÉ
ISBN: 978-84-683-1771-7
Páginas: 224
Precio: 9,95 euros.

Descripción:
El coche fue alcanzando más velocidad y empezó una aventura que jamás pensé que viviría a mis quince años. Cuando vas a cien kilómetros por hora dentro de un coche, sientes que lo que se mueve es el mundo de ahí fuera y no tú. Pero, cuando vas a ciento veinte y no llevas cristales porque alguien ha reventado de un disparo las dos lunetas, te sientes como si te hubieras lanzado en paracaídas desde la estratosfera sin botellas de oxígeno. No es vértigo, ni mareo, ni pánico, ni dolor, es todo eso a la vez multiplicado por mil. No sabría decirte la velocidad a la que íbamos, pero te aseguro que me pareció que estábamos a punto de superar la barrera del sonido. El aire atravesaba el vehículo como un huracán. Por un momento temí que la fuerza del vendaval me levantara del asiento y me lanzara por el hueco de la luna trasera. «Acuérdate, cuando se huye, no hay que mirar atrás», me había dicho Héctor.

Resultado de imagen de huye sin mirar atras 

Opinión personal:
Bueno bueno... Yo me encontré este libro por casualidad. Sí, estaba buscando novedades literarias por Internet (para hacer mi lista de Reyes...jiji) y lo vi. Vi la portada, que me gusta mucho porque es muy sencilla, la verdad... Y recordé que yo la había visto en algún otro sitio antes. Entonces recordé la parte de novedades de la biblioteca de donde yo vivo y recordé también que al principio no me había llamado mucho la atención.
Yo lo vi de jueves, pero era fiesta y estaba cerrada, de modo que apunté el título en un post-it y esperé al viernes. 
Bueno, antes que nada es un libro bastante ligerito, 224 páginas (yo lo empecé ayer en la cama hacia las once de la noche y lo terminé hoy por la mañana) peor ya os digo que es un libro precioso.

El argumento es bastante sencillo de explicar: Enrique es un chico de 15 años al que le da todo igual. Su padre; un policía sufrió un extraño accidente, que su madre aún no le ha contado, cinco años atrás y ahora están solos los dos.
A Enrique le encanta el judo y escribir. No se le da muy bien lo del estudio o simplemente le da igual, pero va dos cursos por detrás de sus compañeros en el instituto y ya todos lo etiquetan de problemático.
Su vida es bastante monótona, ya que se reduce a gimnasio, judo, instituto, casa, escribir... Hasta que un día, su madre decide alquilar la buhardilla y un hombre muy fornido, el cual se hace llamar Carlos aparece por su casa.
 Al principio, Enrique no lo lleva muy bien, pero tras un pequeño incidente con unos hombres en un Mercedes, irá conociendo mejor al supuesto Carlos...


Creo que se podría catalogar de novela negra, aunque no muy violenta precisamente. Me gusta el hecho de que toda la historia esté relacionada con el trabajo del padre de Enrique porque hace como más fácil llegar a la conclusión de cómo murió el padre del protagonista.
Me ENCANTA que todo el libro esté narrado como si el protagonista le estuviera escribiendo una carta a su padre. No se por qué pero creo que eso fue lo que más me enganchó a la trama (aparte de la trama en sí que está muy conseguida).
De los personajes no tengo nada que decir, me encantan la gran mayoría. Si que me hubiera gustado que aparecieran más los amigos de Teisa, pero posiblemente hubiera sido más aburrido...
Hablando de ellos, creo que mi favorito ha sido Jorge. Sí, el hermano menor de Teisa me pareció de lo más adorable. Yo tengo un primo pequeño, de unos ocho años que se llama Jorge también y se parecen mucho, la verdad... Ambos idolatran a cualquiera, son apasionados del fútbol y del fútbolín, son más bien tímidos... No pude evitar sonreir cada vez que Jorge aparecía en escena.

¡Y ya está! Eso ha sido todo. Comentar abajo si os apetece y sino... Pues nada, espero hacer otra reseña pronto Saqueadores. ¡Chao!

Resultado de imagen de adios gif



You Might Also Like

0 comentarios