Reseña Dispara yo ya estoy muerto.

junio 23, 2017


¡Hola Saqueadores!

Hace tiempo que me habían estado recomendando leer algo de Julia Navarro y yo, que hacía mucho que no me dedicaba a leer algún escritor español, decidí informarme. Por suerte, en casa de mi abuela (en esa maravillosa librería) encontré un perfecto candidato al que pude raptar.


Resultado de imagen de dispara yo ya estoy muerto pngTítulo: Dispara, yo ya estoy muerto
Autor: Julia Navarro
Editorial: Plaza & Janes
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 912
PVP: 22,90 €

Sinopsis:
Así comienza la novela de Julia Navarro, con una frase que se repetirá a lo largo del libro, pero que solo tendrá su culminación en el cierre del libro. Un libro que termina con la frase que le da título:
«Dispara, yo ya estoy muerto.»

Una novela que arranca en el presente para narrarnos una historia que comienza a finales del siglo XIX y termina a mediados del siglo XX. Es la historia de la familia Zucker, que comienza con Ismael, peletero que al regreso de un viaje de negocios desde Francia se encuentra con toda su familia asesinada en un progromo.
Una historia que continúa con la persecución de los judíos por la policía secreta del zar que culmina en la huida de su hijo Samuel y su llegada a Palestina, donde compra unas tierras para formar la Huerta de la esperanza, un espacio en el que convivirán con la familia Ziad en una relación de sincera amistad que tendrá que sobrevivir al enfrentamiento entre judíos y árabes, a la formación del nuevo estado de Israel.




 Llevaba tiempo sin enfrentarme a una montaña como esta de novecientas páginas. Recuerdo que cuando tenía 11 años presumía de haber leído Harry Potter y la Orden del Fénix que tenía unas 893 páginas y hace un par de años me superé con El temor de un hombre sabio con 1200 páginas, mi récord hasta hoy.
Tampoco le tenía tanto miedo, claro. Estaba más bien emocionada por ver cómo me iría la cosa ya que era una lectura muy conocida y que a todo el mundo le gustó muchísimo. Personalmente, concuerdo con ellas.

El argumento es bastante sencillo, un hombre que escapa de la crueldad de los rusos hacia los judíos con su hijo pequeño Samuel, ambos los dos únicos supervivientes de un atentado a su casa, dejándolos viudo y huérfano.
Estos van a París por una temporada para finalmente, y con la muerte del padre de Samuel, el hijo viaja a Palestina como voluntad del mismo.
Allí conoce a la familia de Ahmed, un hombre casado, con tres hijos y esperando otro. Desgraciadamente, el más pequeño muere de tuberculosis a pesar de los intentos de Samuel por ayudarles. Luego, el que esperaban nace muerto, sumiéndoles en la desesperación.
Samuel entonces compra la tierra de la familia Ziad y decide compartirla con ellos y cederla como lugar de acogida de otros judíos, llamándola "La huerta de la esperanza".


Resultado de imagen de la huerta de la esperanza

Una historia muy bonita y emotiva, además de interesante. Nunca me habían enganchado las novelas históricas (sólo si tenían algo que ver con nazis), pero esta obtuvo mi atención desde el primer momento. La trama es muy amena, y aunque yo lo hubiera contado en menos páginas, me encantan las descripciones y la manera que tiene Julia Navarro de contar con cada detalle.

Me gustan mucho los personajes. En mi opinión no habría hecho  tantos ni con nombres tan difíciles ya que a veces tenía que consultar por si este era el hijo de estos o de aquellos y era algo complicado de entender. Sin embargo; están muy bien creados y evolucionan de una manera muy interesante. Por ejemplo, Samuel, cambia de ser el niño que no quería ser judío, a defender a sus raíces siempre y contra todo.

Luego, por otra parte, Ezequiel le cuenta a Miriam toda esta historia. Me gusta que vaya intercalando ambas realidades, aunque a veces,  dejaba un final tan abierto que me daba real pereza leerme esa parte ¡yo quería continuar con la historia de Samuel! Pero eran intermedios muy amenos, de modo que no era pesado leerlo.

¡Y eso es todo! Creo que lo valoraré con un 3'5/5. Es un libro muy recomendable aunque yo lo hubiera narrado en menos o dividirlo en dos. Aunque ahora que lo pienso, eso no tendría sentido...


You Might Also Like

2 comentarios

  1. ¡Hola Maria!
    Si bien no soy de leer muchas novelas históricas, esta en particular me llama bastante la atención. No he leído nada de la autora pero lo tendré en cuenta.
    Gracias por pasarte por mi blog y seguirme :) Por supuesto, ya te sigo de vuelta.
    Nos leemos

    ResponderEliminar