Reseña Percy Jackson y el mar de los monstruos

 


¡Hola Saqueadores!
¿Cómo estáis? Como adivinaréis por le título, hoy traigo la reseña de la segunda entrega de esta saga tan especial que me está transportando de nuevo a la infancia, cuando me pasaba tardes enteras en la biblioteca, buscando títulos que me llevaran a mundos fantásticos. Por alguna razón, nunca me topé con la historia de este hijo de Posidón, y si lo hice, tampoco me acuerdo. Sin más que decir... ¡dentro reseña!


La verdad es que cuando tomé entre mis manos este segundo título, tenía bastante
clara la sinopsis, simplemente porque siempre que emitían las películas de Percy Jackson en la televisión, El mar de los monstruos era la más frecuente. Puedo aseguraros que nunca he visto la primera, pero ésta segunda me la sé de memoria. Por alguna razón, es la película más queridas de las cadenas de televisión nacionales, así que yo en realidad ya conocía la historia. Sin embargo, y como la mayoría de las veces, puedo deciros que el libro es muchísimo mejor.

En esta ocasión, volvemos a encontrarnos con un Percy que acaba de ingresar en un nuevo colegio. Todo parece ir bien hasta que un partido de balón prisionero termina en una terrible batalla contra tres monstruos. El héroe es llevado de vuelta al campamento mestizo, pero de repente, todo parece desmoronarse. El campo mágico que protege a los héroes y habitantes del complejo se está debilitanto, ya que alguien ha envenenado al arbol en que Thalía se convirtió años atrás. Entonces, Percy y sus amigos son enviados por el oráculo a buscar el vellocino de oro, que es lo único que puede de salvarla. 

Esta entrega me resulta de lo más interesante. Al principio pensé que me aburriría un poco por lo que ya os mencioné, que ya me conocía la historia. Sin embargo, el viaje a la Cólquide se me pasó volando. Además, en esta ocasión no solo hay una trama principal, sino que seguimos a Grover en su búsqueda del dios Pan. No hay dos hilos temporales diferenciados en sí, pero seguimos el viaje del sátiro a través de los sueños de Percy, algo que me resultó de lo más interesante. 

De forma general, Rick Riordan es un escritor fenomenal. Sus personajes, sus descripciones, la trama... Si que es verdad que estos libros pueden resultar algo infantiles, pero a mí me resultan de lo más educativo por el mero hecho de que estoy aprendiendo mitología griega a marchas forzadas. Algo muy interesante de ese título también es la habilidad del autor para introducir personajes de forma que no quede demasiado forzado. En El mar de los monstruos, nos encontramos con Tyson, un cíclope que se hace muy amigo de Percy. Este chico tendrá una gran importancia en la trama, y una relación especial con el protagonista, pero en ningún momento me dio la impresión de que hubiera sido introducido "a calzador", algo que admiro mucho.

Las relaciones entre todos los personajes se hacen más estrechas, mientras que porotra parte, presenciamos cómo Luke y los chicos se van distanciando, debido a las inclinaciones del hijo de Hermes. Esto fue algo que me entristeció terriblemente al principio, pero que luego terminó por molestarme. Además, Annabeth parece no superar la traición de su amigo, lo que supone una pequeña carga para el avance de las misiones de los protagonistas. De todas formas, me parece una buena forma de crear un conflicto, no solo se trata de un héroe y un villano, sino de la traición de un héroe a sus amigos por unos intereses implantados en él.

En general, Riordan sabe como engancharnos. De nuevo, os escribo con un amor incondicional a estos libros, porque al igual que pasó con la primera entrega, El mar de los monstruos me mantuvo en vilo durante toda la lectura. Además de ser un libro no demasiado largo,  la trama es tan ágil e interesante que no puedes dejar de leerlo. El estilo de Rick Riordan es intrigante, interesante, divertido. Definitivamente, un libro para disfrutar, viajar y sentirte como un verdadero héroe olímpico. 

© Saqueadores de Palabras, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena