lunes, 25 de enero de 2021

Reseña Gambito de Dama

 


¡Hola Saqueadores!
Hoy vengo con una reseña algo distinta, y es que como probablemente hayáis comprobado, hay una nueva sensación en Netflix; Gambito de Dama. Como buena amante de los dramas de época que me considero, tenía que verla, así que hoy vengo a contaros cómo me fue... 
Gambito de Dama probablemente se haya convertido en una de mis series favoritas en mucho tiempo. Por ello, me gustaría organizar esta reseña en tres partes. En primer lugar me gustaría hablar de la historia, luego de los personajes, y finalmente de la escenografía, el vestuario y la estética en general, porque dejadme deciros que estoy obsesionada.


Bueno, pues en primer lugar, Scott Frank y Alan Scott nos presentan la historia de Beth Harmond, una niña nacida de la infidelidad de un hombre con una mujer mucho más jóven que él. 

Sufriendo la decadencia económica y el pasotismo del padre de Beth, Alice Harmond va a visitarlo a su casa, pero es amenazada y considerada una vagabunda en lugar de la madre de su hija. Hundida en la desesperación, decide estrellar su coche en marcha con Beth dentro y así ambas dejarían de sufrir. Sin embargo, Beth sobrevive, y es por tanto llevada a un orfanato de lo más tétrico donde empastillan a las niñas para que no den problemas. Un día, la pequeña es enviada al sótano a sacudir los borradores. Allí descubrirá al bedel jugando al ajedrez, el juego que interesó a Beth enormemente. Con la ayuda de este hombre y sus compañeros del club, Beth descubre un mundo repleto de posibilidades.  Más adelante, la niña será adoptada por un hombre que no ama a su mujer y ésta, una madre que se refugió en el alcohol tras perder un hijo. Sin embargo, Alma Wheatley será la madre que Beth nunca tuvo, y la única que creerá en ella en un mundo en el que los hombres no hacen más que abandonarlas.

Respecto al argumento, he de confesar que me parece una idea brillante. Si es cierto que no es una historia real en sí, esta serie se basa en la novela del mismo título de Walter Tevis, el autor se basó en distintas historias de jugadores reales. Sinceramente, no me he leído el libro, pero he de confesar que ahora tengo unas ganas terribles de hacerlo, porque la historia me tiene anonadada. Soy una apasionada de los personajes que se redimen tras un pasado traumático. Son generalmente personajes poco empáticos y desgraciados, y eso es algo que se consigue retratar de forma perfecta en la serie y que hace que yo empatice mucho más con ellos y las crueldades que cometen a los demás y a sí mismos. A lo largo de toda la serie vemos a Beth madurar y relacionarse como la niña atormentada que es, no siempre tomando las decisiones más adecuadas, aunque siempre en pos de conseguir su sueño de convertirse en campeona mundial de ajedrez. 

Centrándome en los personajes, ya os he hablado de Beth, a quien considero uno de los personajes más interesantes que me he encontrado a lo largo de mi historial seriéfilo. Además, no podía ser de otra manera, Anya Taylor-Joy le da vida de una forma perfecta. La primera vez que yo me encontré con esta actriz fue en Multiple, con James McAvoy y desde entonces, he seguiod su carrera muy de cerca ¡me encanta! También me hizo mucha ilusión encontrarme con Thomas Brodie Sangster haciendo de Benny Watts y con Harry Melling (Dudley en Harry Potter)  como Harry Beltik. A esta pareja se une Jacob Fortune-Lloyd con su personaje Townes, todos ellos encarnando las figuras masculinas de la vida de Beth Harmond. Todos estos personajes me resultaron bastante complejos también. El primero en entrar en escena es Townes; un chico atractivo que se muestra educado y afable con Beth en su primera competición; un chico atractivo y amable del que cualquiera se habría enamorado. Luego aparece Beltik; el que fuera el mejor jugador a nivel regional. Retratado como un chico arrogante con un mal perder, me pareció uno de los personajes que más evolucionaron, si no el que más. Definitivamente uno de los favoritos. 
Por último tenemos a Watts, un chico moderno, con un aire bohemio y peligroso (a pesar de que Brodie Sangster aparenta tener unos doce años con un bigote postizo para simular ser mayor), que supone la antítesis de Beth. Watts aparece en la vida de la protagonista como una puerta abierta al mundo soñado de la chica; viajes, ajedrez por todo el mundo, fama, prestigio... Benny le presenta a Beth un mundo totalmente nuevo, y su relación es extraña, pero muy interesante. 
En la vida de Elizabeth, hay muy poca presencia femenina. Salvo en el internado, la chica apenas se relaciona con mujeres, cosa que yo atribuyo a su miedo al abandono y a su personalidad poco dada al afecto. Sin embargo, hay un par de figuras que forman una parte de su día a día. En primer lugar tenemos a Jolene (Moses Ingrad). Jolene es una de las chicas más mayores del internado, a la que nunca llegan a adoptar. No desvelaré mucho de este personaje porque tiene una aparición estelar más adelante, pero que sepáis que es de mis favoritos.

Y finalmente, el personaje más entrañable en mi opinión fue Alma Wheatley. Alma es un ama de casa de mediana edad que tiene problemas con el alcohol. Tras perder un hijo, decide adoptar a Beth junto a su marido, pero este termina por abandonarlas. Ambas mujeres representan una fuerza común que me resulta impresionante, y os juro que en más de una vez he llorado con escenas de estas dos. Entre madre e hija se forja una relación preciosa, con un amor y un cariño realmente sincero. Definitivamente, esta pareja es la mejor de la serie. 

Bueno, pasando al tema de la estética y el vestuario que podéis apreciar en las fotos que os voy dejando a lo largo de la reseña, ya os digo que estoy obsesionada. La serie está ambientada en la década de los sesenta, que considero una de las más interesantes respecto a moda en el siglo veinte. La ropa que llevan los personajes, el maquillaje, los peinados, los muebles... Todos esos detalles son espectaculares. Algo que me encantó fue la evolución del vestuario de Beth. Cuando asiste por primera vez al instituto, el resto de niñas se burlan de ella por llevar ropa vieja y de colores oscuros. Todos sus modelitos son comprados en la zona de rebajas, por lo que se parecen más a la ropa de la década anterior. Cuando Beth gana su primer torneo y se da cuenta de que gana mucho dinero, comienza a emplearlo en comprar los últimos modelitos de moda. Desde entonces, la serie nos deleita con una mujer chic y elegante, que llega para poner patas arriba un mundo en el que el ajedrez solo se considera un juego de hombres. 

En resumen, Gambito de Dama es una serie maravillosa que os hará reir, llorar y contener el aliento durante cada partida de ajedrez. Un reflejo de la realidad machista de Estados Unidos en los sesenta con personajes reales y poco idealizados que sufren el rechazo social, problemas con sustancias y la pérdida de sus seres queridos. Una miniserie totalmente recomendable a la que espero que le déis una oportunidad, aunque si ya la habéis visto... ¿Qué os ha parecido! ¡Dajádmelo en los comentarios!











18 comentarios:

  1. Loved the post and the show is amazing! <3

    www.pimentamaisdoce.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. He oído hablar muy bien de esta serie, tengo ganas de verla.
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Espero que te animes! Muchas gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  3. Hola!

    Yo la verdad es que no tenía muchas expectativas con la serie y me la puse por probar pero me acabé enganchando. Es un drama pero está bien hecho y es interesante.

    Gracias por tu reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado, ¡Yo me enganché por completo! Un abrazo <3

      Eliminar
  4. Alfaguara acaba de publicar la novela en la que se basa la serie. Magnífica reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! Tergo que leerla cuanto antes. Mil gracias por el comentario, me alegro mucho de que la disfrutaras. Un abrazo, uwu.

      Eliminar
  5. Hola!
    Me a encantado esta serie, se la eh puesto a mis papás y a mis hermanas y prácticamente la devoraron!
    Me a encantado tu post
    Besos!
    Fer :"3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Me alegro mucho de que os gustara a todos. Muchas gracias por tu comentario y tus palabras 😊🌼🌼
      ¡Un beso!

      Eliminar
  6. ¡Hola!

    A mi también me encantó la serie, me la vi en el mismo día jaja. La verdad es que me planteo leerme el libro. ¡Gracias por la reseña!

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A tí por tu comentario! Me alegro de que te haya gustado ^^

      Eliminar
  7. omg just love your review thanks <3

    www.pimentamaisdoce.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. yo la empece a ver y la verdad que no me engancho mucho pero como habia oido muy buenas reseñas segui viendola y bueno, creo que no era lo que esperaba o no se... a ver, me ha gustado, y el capitulo final me ha tocado mucho la fibra, pero tampoco la veo tan espectacular como habia leido... pero esta bien y me ha gustado
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el hype está por las nubes, eso es verdad. Siento que te haya decepcionado un poco 😅
      De todas formas, muchísimas gracias por tu comentario y un abrado grande :D
      María

      Eliminar
  9. ¡Hola! ^^
    Aunque no me gusta el ajedrez, me gustaría darle una oportunidad a esta serie. A ver cuando puedo verla, porque se me acumulan las series.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! La lista siempre es eterna, jajaja. ¡Gracias por comentar!

      Eliminar