miércoles, 28 de julio de 2021

Reseña Gambito de Dama, la novela.


¡Hola Saqueadores!
Hace poco publiqué una reseña de la serie de Netflix, Gambito de Dama. Cuando la vi, la disfruté muchísimo, pero yo no tenía conocimiento de que fuera una adaptación literaria. Supe de la existencia del libro por primera vez cuando por mi cumpleaños mi hermana me sorprendió con esta novela de Walter Tevis. Os dejo por aquí el enlace de la reseña que escribí hace tiempo por si la queréis disfrutar, y sin más dilación ¡dentro reseña!

Bueno, me he saltado una de las primeras y más importantes reglas de los lectores, y que consiste en leerse siempre el libro antes de ver la película o serie. De nuevo, os diré que yo ni siquiera sabía que había un libro en el momento en que vi la serie por primera vez. Luego sí, cuando la reseñé, aunque si que me gustaría resaltar que lo disfruté casi más que la adaptación, lo que ya es decir teniendo en cuenta que Gambito de Dama ha sido mi serie favorita en el último año. 

En Gambito de Dama nos encontramos a Beth, una niña huérfana que, tras la muerte de su madre, tendrá que aprender a sobrevivir por su cuenta en un orfanato de mala muerte a principios de los 50. Desde la más tierna infancia, Beth es sometida al contacto con narcóticos propiciados a los niños para que no causaran alboroto a sus cuidadoras. Esto termina por ayudar a la niña a sacar el mayor partido posible a su prodigioso cerebro. Nuestra protagonista era enviada con frecuencia al sótano para limpiar los borradores de la pizarra, donde se encontraba al bedel, que se pasaba horas sentado frente a un tablero de ajedrez. El juego llamó la atención de Beth hasta tal punto que quiso aprender a mover las piezas. Al tiempo que su carrera como ajedrecista despega, la pequeña es adoptada por Alma y Allston Wheatley, por lo que también se enfrentará a lo que es crecer como una hija única en un matrimonio desestructurado. Durante toda la novela, vemos la evolución de Beth como jugadora de ajedrez y, sobre todo, como mujer en un mundo dominado por hombres. 

En mi opinión, Walter Tevis es un verdadero genio. Tanto la forma en que narra como la forma en que describe y dialoga son fabulosas. Con una prosa ágil y envolvente nos transporta a los Estados Unidos de las décadas de los 50 y 60, de una forma tan increíble que hace que nos sintamos como ciudadanos americanos durante toda la novela. Siempre me olvido de mencionar a los traductores cuando reseño libros en español, pero en este caso me gustaría hacer una mención especial a Rafael Marin Trechera, quien consiguió ofrecernos a los hispanoparlantes una traducción maravillosa con un toque personal que me mantuvo en vilo durante toda la lectura, a pesar de conocer la trama e incluso el final de la misma. 

A pesar de que el ajedrez constituye una parte esencial de la historia, no es el único tema que trata Tevis en este libro. Como mencioné en el pequeño resumen que hice arriba, tanto Beth como el resto de niños del orfanato estuvieron expuestos a fármacos de gran adicción desde una edad muy temprana. Es por ello que otro de los grandes temas de la novela es la drogodependencia. No ocurre únicamente con las pastillas, que agudizan la mente de la protagonista y le producen una sensación de estupor muy agradable, sino que, además, Alma Wheatley resulta ser una alcohólica. Al principio pensé que éste dato pertenecía únicamente al guión de la serie, pero resultó ser que, a medida que avanzaba la trama, me encontraba con más y más frases del estilo de "Alma estaba sentada en el sillón, con una cerveza en la mano y las medias enrolladas en los tobillos". La única variación ocurría en el nombre de las bebidas, pero esta escena parecía repetirse con regularidad. No solo eso, sino que Alma introdujo a Beth al alcohol, y a pesar de ser una chica responsable que nunca tuvo problemas con él, ésto desembocó en un alcoholismo temprano por parte de la protagonista. 

Además del ajedrez y las drogas, me agradó mucho ver el crecimiento de Elisabeth Harmon. A mí  siempre me gustaron mucho esos libros en los que el narrador es omnisciente. Y es que en Gambito de Dama, seguimos las experiencias vividas por su protagonista desde el punto de vista de la propia Beth. Los lectores estamos dentro de su cabeza, y además de ser testigos de sus brillantes jugadas, también leemos sobre sus inseguridades, su sufrimiento y sus miedos. Por tanto, no sólo experimentamos el primer periodo de Beth sino también su primera relación sexual y sus primeros enamoramientos, así como algunos rechazos. Otra cosa que me encantó fue la facilidad con que pude seguir las partidas de ajedrez. A pesar de que mi padre y sobretodo mi hermana son grandes fanáticos del mundillo, yo únicamente conozco lo básico para jugar una partida mediocre, es decir, cómo se mueve cada pieza. Sin embargo, y a pesar de que eran escenas muy abundantes -evidentemente-, pude disfrutar de las jugadas sin sentir que estaba leyendo un ensayo sobre física cuántica (digo la física porque es un campo del que apenas tengo idea). 

En general, Gambito de Dama es una novela ágil, envolvente y absolutamente genial, en la que no encontraréis ni rastro de un cuento de hadas. Cruda y real, aunque con toques de ficción de lo más entrañables, esta novela ha sido definitivamente uno de los mejores libros que he leído este año. ¡Totalmente recomendable!

7 comentarios:

  1. Hola ^^

    wow tampoco sabia que era un libro, yo pensaba que era serie original, y aunque no he visto la serie, la tengo pendiente porque a todos les gusta mucho n.n me alegra ver que el libro fuera igual o incluso mejor que la serie.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola!! he escuchado mucho de la serie y aunque no la he visto me llama mucho, espero poder leer el libro y con lo que nos cuentas, mencionando lo cruda y realista que es junto con el estilo de escritura muy atrapante hace que me lo busque para ponerlo en el carrito jajaja

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Al principio no me llamaba mucho este libro, porque no me gusta el ajedrez y pensé que podría resultarme pesado, pero ahora me gustaría darle una oportunidad. A ver cuando puedo ver la serie también.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Me hace muy feliz esta reseña, yo solo he visto la serie y me encantó tanto así que le pedí a mi abuelo que me enseñara ajedrez y durante unos meses no podía dejar de jugar a diario. Quería leer el libro pero no pensé que fuera tan bueno como la serie, tbh. Aunque mi principal curiosidad es ver como narra el autor esas escenas donde Beth está inmersa en sus pensamientos creando partidas de ajedrez en su cabeza. Espero leerlo pronto.
    Nos leemos❤

    ResponderEliminar